No importa lo que haga, cada persona está siempre representando el papel principal de la Historia del mundo.Y normalmente no lo sabe.
El Alquimista (Paulo Coelho)

dimarts, 14 de juny de 2011

Culteranismo y Conceptismo

Culteranismo: El culteranismo está basado en crear belleza formal a partir del uso de cultismos. Retorciendo muchísimo las palabras, en busca de provocar sorpresa en el receptor, de manera que obtiene un lenguaje difícil de comprender y muy complejo, desenvocando en una poesía excesivamente enrevesada para un público elitista. Su máximo representante es Góngora, el cual lleva la línia métrica y metafórica al límite.

Conceptismo: El conceptismo se basa en el uso de la ironía, la paradoja, el doble sentido, las caricaturas y la naturaleza engañosa de las cosas, el contraste entre lo que es y lo que parece ser. Concentrando el máximo pensamiento con las mínimas palabras. Su máximo representante es Quevedo, el cual se opone totalmente a la manera de entender la poesía de Góngora.

Puntos en común: Ambos son tendéncias de la literatura barroca, utilitzan por tanto los temas representativos del Barroco; la fugacidad de la vida; vista como un simple y enojoso camino a la muerte, la naturaleza engañosa de las cosas, la corrupción, la hipocresía y el afán por aparentar. Ambos estilos buscan también la complejidad de las palabras, para sorprender e innovar con ellas.

 Puntos de contraste: Aunque las dos tendéncias retuerzan las palabras en busca de la originalidad lo hacen con intenciones claramente diferentes. El culteranismo deja de lado el mensaje de la poesía, dádole más importancia a las palabras que la forman y al estilo artificioso de éstas. El conceptismo en cambio, y aunque tiene en cuenta las palabras, prioriza siempre el mensaje que se quiere dejar entrever.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada